¿Cómo cuidar mi cerebro?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Entendiendo la inflamación y cómo controlarla.

El libro El Protocolo Nemecheck del Dr. Patrick Nemecheck, insiste mucho en la lógica que hay detrás de su protocolo que me hace demasiado sentido y aquí la comparto:

El cerebro puede ser afectado por:

  • Lesiones físicas
  • Traumas emocionales
  • Exposición química o tóxica
  • Falta de oxígeno
  • Citoquinas proinflamatorias

Las citoquinas proinflamatorias son las que nos ayudan a repararnos de manera natural. Son por ejemplo, las que nos traen con dolor muscular, y cansancio cuando nos invade la influenza. O las que hacen que se nos inflame un pié cuando nos golpeamos.

Estas citoquinas proinflamatorias también se producen por: cirugías, fracturas de huesos largos, infecciones cerebrales, y vacunas.

En el libro menciona que cuando un ratón con un balance de bacterias intestinales, y consumo de omegas 3, es capaz de recuperarse en pocas semanas al estrés inflamatorio inducido por una vacuna.

Pero un ratón que no recibe omegas 3, y sus bacterias intestinales no están en balance, no se recupera completamente, y se produce un daño residual cerebral que se acumula, y aquí es donde el retraso en el desarrollo sucede, porque el cerebro no se repone.

Recomendaciones

El Dr Nemecheck menciona las siguientes recomendaciones basadas en su experiencia de tratar adultos, y niños con autismo. ¿Porqué tomar en cuenta sus recomendaciones? Porque no necesitas tener una condición especial, lo que quieres es entender cómo es afectado el cerebro, y cómo prevenir que empiece a decaer en sus funciones:

  • Antes de vacuna, cirugía tener un cuerpo bien sano 3 meses antes, para que pueda enfrentar con equilibrio intestinal, consumo de inulina (fibra prebiótica, ver las dosis en el libro), omegas 3 (aceite de pescado, huevo, aceite de linaza) y 9 (aceite de oliva, aguacate) de excelente calidad, y eliminación de omegas 6.
  • Cualquier trauma como fracturas, enfermedad enfatizar lo mismo que el punto anterior: consumo de omegas 3, eliminar 6.
  • Yo agrego mover el cuerpo para que se oxigene el cerebro, usar herramientas de relajación para liberar el estés, y técnicas de manejo de energía para liberar lo que me estanca. Por eso amo tanto la terapia de barras de Access ®, porque se bajan las barreras, y se libera el automático para poder elegir diferente.

Tu, ¿Cómo cuidas tu cerebro?

¡Gracias por compartir!

Suscríbete y recibe semanalmente y de manera gratuita tips y deliciosas recetas. También podrás enterarte sobre mis próximos cursos y talleres.

Soy Dora Valdez

Soy Dora Valdez

Amo cocinar y experimentar con los alimentos y comparto todo lo que voy aprendiendo en mi camino de bienestar. Muchas gracias por leerme y por compartir mis contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *