Cacao: El Alimento de los Dioses

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Olmecas, Mayas y Aztecas, disfrutaban de este placer. Caliente o frío es un manjar. Aprende a preparar tu deliciosa y sencilla versión de chocolate casero. ¿sensible a la vainilla o soya?, ¡Te va a fascinar esta opción!

Recordé que soy fan del chocolate desde que una amiga muy querida me llevó a la fábrica de Ghirardelli en San Francisco, Ca. De inmediato me transportó a la mesita de madera en la que me ponía a jugar con mis muñecas cuando tenía 5 años. El gran detalle es que soy sensible a la vainilla y no me gusta consumir soya porque no quiero hacer ruido al desorden hormonal. 

Sandor comenta sobre el chocolate en la última edición de Wild Fermentation. El chocolate está hecho de las semillas de un árbol nativo de la selva amazónica llamado Theobroma cacao. Theobroma en griego quiere decir “Alimento de Dioses”. Las semillas se desarrollan juntas alrededor de una pulpa dulce dentro de una mega vaina. Después de la cosecha, las semillas y pulpa son removidas de la vaina, luego comienzan a fermentar de manera espontánea y de manera muy rústica (de dos a diez días), con microorganismos naturalmente presentes. La fermentación digiere la pulpa y altera el color, sabor, aroma y química de los granos de cacao. ¡Maravilloso!

Cacao: El Alimento de los Dioses
Foto: Divine Chocolate

Después de la fermentación, los granos de cacao son secados, tostados, descascarados, y finamente molidos para otros procesos más elaborados. Dale Pinnock en su libro El Chef Medicinal comenta que la palabra cocoa es en realidad una corrupción de la palabra cacao. Él afirma que el cacao es uno de los más ricos en nutrientes del planeta. El polvo de cacao crudo es muy distinto al típico cacao en polvo del super. En su estado crudo y sin procesar, tiene más de 1,500 compuestos benéficos. Pero el sobreprocesado que venden en el super, solo contiene 5, y el principal es la cafeína. 

Harold McGee en su libro La Cocina y los alimentos menciona que los primeros en en cultivar el árbol de cacao fueron los olmecas, de la costa sur del golfo de México. Antes de 600 a.C., los olmecas se lo enseñaron a los mayas, que lo cultivaban en la península tropical de Yucatán y en América Central, se lo vendían a los aztecas, habitantes del frío y árido norte. Los aztecas tostaban y molían las semillas de cacao, haciendo de ellas una bebida que se servía en las ceremonias religiosas y se relacionaba con la sangre humana. 

Ahora, hablemos un poco mas de la cocoa. El Dr. Axe comenta que la cocoa es el término utilizado para referirse a la forma calentada de cacao que encuentras en la tienda en forma de polvo  y barras de chocolate. Cuando algo se calienta más allá de 104ºF, comienza a perder su valor nutritivo. Aunque cocoa puede parecer inferior al cacao crudo, todavía puede obtener algunos beneficios nutricionales si eliges una variedad sin azúcares añadidas y grasas o aceites de leche. También es menos costoso. Checa el chart del Dr. Axe

Cacao: El Alimento de los Dioses
Foto: Divine Chocolate

El cacao tiene muchos beneficios, te platico solo algunos. Contiene más antioxidantes que el vino: polifenoles, catequinas y epicatecinas. Es alto en magnesio, que entre muchas cosas, ayuda a la relajación. El cacao crudo contiene anandamina, que ayuda a potenciar la motivación y placer. También contiene feniletilamina, poderoso elevador del ánimo. En lo personal solo sugiero que se consuma como todos los alimentos, con alta conciencia, porque no deja de ser un estimulante, y si ya consumes estimulantes a través de café o medicamentos, puede no ser buena idea consumir mas de lo mismo. El chocolate contiene dos alcaloides, la cafeína y la teobromina; este último mas estimulante del sistema nervioso que la cafeína, su efecto puede ser diurético y es mega tóxico para los perros.

Receta de versión de chocolate casero super básica.
Glutenfree, Dairyfree, GrainFree.

Ingredientes

  • 1/2 Taza de almendras
  • 1/2 Taza de nueces
  • 1/4 Taza de aceite de coco virgen. Uso orgánico marca Nutiva, la consigo en Costco.
  • 2 Cucharadas de azúcar de coco pulverizada. Yo uso orgánica marca Nutiva, la consigo en Costco.
  • 2 Cucharadas de manteca de cacao. Uso ésta.
  • 1/2 Taza de Cacao en polvo cernido. Uso marca La Casa del Jugo.

Procedimiento

  1. Forrar charola chica de 20 x 15 cm, con 2 cm de profundidad. Usa lo que tengas a la mano que sea de metal. Cubre bien las orillas.
  2. Desparramar las nueces. Reserva un poco para el final.
  3. A baño María, disuelve y mezcla el aceite de coco, azúcar de coco pulverizada y la manteca de cacao. 
  4. Añade el cacao en polvo y remueve bien. (puedes usar un turbo para homogeneizar mejor, o simplemente bátelo a mano).
  5. Vierte la mezcla de chocolate sobre las nueces, hasta que todo esté bien cubierto. Coloca más nueces al final.
  6. Coloca el molde en el congelador hasta que esté bien sólido. 
  7. Saca la charola del congelador y rompe el chocolate en trozos, guárdalo en un recipiente en el refrigerador y sirve frío.

¡Disfruta!

Variaciones

Puede hacer puro chocolate sin nueces. O agregar mas semillas, orejones de duraznos secos. Como no soy fan de la soya no uso lecitina, pero podrías usar lecitina de girasol, no lo he probado.  Puedes controlar la cantidad de azúcar en tu propio chocolate, así que experimenta. Te recomiendo que no uses mucha, la verdad no lo necesita. Si lo haces me cuentas cómo te quedó. Una excelente opción de chocolate Paleo que puedes conseguir en USA es la marca Eating Evolve.

¿Te quedaste con ganas de más?

Suscríbete y recibe semanalmente y de manera gratuita tips y deliciosas recetas. También podrás enterarte sobre mis próximos cursos y talleres.

Soy Dora Valdez

Soy Dora Valdez

Amo cocinar y experimentar con los alimentos y comparto todo lo que voy aprendiendo en mi camino de bienestar. Muchas gracias por leerme y por compartir mis contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *